Historia del Yorkshire Terrier

Historia Yorkshire TerrierY para finalizar nuestro recorrido por la historia de nuestros perros favoritos, hablaremos de las aventuras y desventuras de una de las razas considerada entre las más elegantes del mundo: el Yorkshire Terrier.

Es un perro pequeño desarrollado en el siglo XIX en el condado de Yorkshire, Inglaterra. El nombre se adoptó en 1870, siendo Yorkshire el condado inglés que dio origen a la raza. Huddersfield Ben es considerado el pilar de la raza, nacido en 1865 y muerto en 1871. Criado por W. Eastwood Huddersfield, nacido de la cruza entre madre e hijo (Endogamia) sentó las bases de lo que se convertiría la futura raza conocida como el Yorkshire Terrier Moderno. Hoy en día es una de las razas de perro más elegantes. De acuerdo a los registros, el Yorkshire Terrier fue la primera raza más popular en los Estados Unidos en 2002. Su primera aparición en una exposición canina tuvo lugar alrededor de 1880, e inmediatamente encontró una gran aceptación en el público. Actualmente ocupa el primer lugar en las razas inglesas, y es uno de los perros de compañía más difundidos en todo el mundo.

Las características de esta raza son su pequeño tamaño, su peso de unos 3,2 kg y su pelo marrón y negro o gris. El Yorkshire Terrier original era un perro de unos 6 a 7 kilos de peso, usado para cazar ratas y otros roedores. Son delicados con su alimentación, higiene y bienestar.

El Yorkshire terrier es el fruto de la combinación de terrier escoceses e ingleses, que se produjo cuando una parte de la población de Escocia se vio desplazada debido a la Revolución industrial y se asentaron en Inglaterra. Entre las razas que han dado lugar al Yorkshire Terrier se incluyen el Waterside Terrier, el Clydesdale Terrier y el Paisley Terrier. La influencia escocesa viene dada por el Scottish Terrier, el West Highland White Terrier, el Maltés, el Cairn Terrier y el Skye Terrier.

 

Yorkshire en Criadero Cantillana

CRÍA Y CRUCE

Se recomienda siempre para la cría, machos y hembras similares en su fenotipo, buscando ejemplares destacados por sus logros y libres de taras o desviaciones que se especifican en el estándar racial, para obtener ejemplares los mas homogéneos posibles.
Ambos reproductores deben ser aptos por la cría, teniendo el macho capacidad por si solo de realizar las montas y la hembra capacidad para poder gestar y amamantar la camada sin que su vida corra peligro. La creencia que el macho debe ser algo mas pequeño que la hembra para facilitar la gestación de la hembra o el parto, es únicamente un dicho popular falso, ya que los fetos se desarrollarán en el vientre de la madre, en función a la capacidad y tamaño de la propia hembra, su desarrollo a ser mas o menos grandes tendrá lugar después de su nacimiento.

Es importante realizar un seguimiento veterinario a la hembra yorkshire terrier durante su gestación, al igual que dar una dieta adecuada, uno de los peligros que se producen durante la gestación es cuando se da lo que se denomina “Síndrome de cachorro único”, ya que a veces se desarrolla mas de lo deseado y si puede plantearse gran dificultad para el parto, por lo que se puede plantear realizar una cesárea programada. La hembra debemos intentar que tenga el tamaño suficiente para poder sacar su prole adelante, desestimando hembras yorkshire con un tamaño o peso reducido, se recomienda no exponer a criar a ejemplares de menos de 2 kg, sus cachorros en pocos días alcanzarán un tamaño considerable, que pueden provocar a la madre graves problemas. En esta como en cualquier otra raza, la cría debe ejercerse de forma responsable y con el único animo de mantener y mejorar la raza.

 

LONGEVIDAD

Su vida: la vida de un Yorkshire Terrier de un tamaño de 2 a 3 kg es de hasta 15 años, más de ahí se considera extraordinario. Los perros de gran tamaño o razas gigantes como el Mastín o el Gran Danés, tienen una longevidad mucho más baja que las razas pequeñas,como por ejemplo el Yorkshire toy.

Frente a los 20 años que puede llegar a vivir un perro de tamaño pequeño el mismo animal si fuese de raza gigante apenas podría llegar a superar los 8 años de vida. Por lo general es un perro que aguanta muy bien el paso de los años, con un mínimo de cuidados y cuidando su alimentación.

Si te ha gustado este artículo también te pueden interesar nuestros capítulos anteriores:

– Historia de la raza de perro Pomerania (I) y (II).
Historia de la raza de perro Chihuahua.
Historia de la raza de perro  Bichón Maltés.