Salud del Pomerania – Noticia

La salud del PomeraniaEn Criadero Cantillana tenemos camadas de Pomerania durante todo el año. Así que te informamos de sus peculiaridades para que tu mascota tenga una buena salud. Y es que el Pomerania es una raza saludable y resistente, pese a su pequeño tamaño, así como longeva, viviendo entre 12 y 16 años.

El pomerania no requiere grandes cuidados por parte de su dueño. Un cepillado diario durante la adolescencia para facilitar el cambio de pelo y como adulto necesitará varios cepillados a la semana. Considerado el más inteligente y obediente de las razas Toys. Hay que ser previsores y evitar la pérdida de piezas dentales con cuidados regulares que incluyen el cepillado.

LESIONES Y ENFERMEDADES DEL POMERANIA

Para que nuestro pequeño lulú pomerania esté en las mejores condiciones, es lo mejor que su nueva familia sepa a qué deben prestar atención para que la salud del Pomerania sea la mejor. Así, si son conscientes de los problemas que pueden surgir, estarán mejor preparados para tratarlos de la mejor manera.

Algunos problemas son de origen genético, transmitidos de forma hereditaria, mientras que otros no se transmiten de esta forma. A modo de lesión, el principal problema del pomerania es la luxación de rótula aunque no es demasiado frecuente en esta pequeña raza. Entre los problemas de salud más frecuentes, podemos destacar la queratoconjuntivitis seca, los desórdenes en los conductos lacrimales y las cataratas, que pueden aparecer en adultos mayores. Son frecuentes las alergias. Otros problemas incluyen hipotiroidismo, epilepsia e hipoglucemia. Ocasionalmente, puede darse hidrocefalia en los cachorros. También, los Pomeranias, como la mayoría de las razas “toy”, son propensos a problemas dentales.

Por último, hay que saber que, en ocasiones, los Pomeranias más pequeños pueden tener la fontanela abierta, esto es, que el cráneo no se ha cerrado completamente. Si existen partes del cráneo blandas, pueden haber problemas si el perro se golpea en dicho sitio, pero si no es así no hay razón para preocuparse. No obstante, las capas que cubren el cerebro son resistentes y hay una almohada líquida que le protege de pequeños golpes. La mayoría de las fontanelas abiertas se han cerrado para cuando el Pomerania ha cumplido un año.

Atendiendo a estos consejos, nuestro Pomerania no tendrá problemas para tener un estado óptimo de salud.

 

EL PARTO DEL POMERANIA

Los cachorros Pomerania recién nacidos son muy pequeños, hasta tal punto de que pueden caber en la palma de la mano. Como son tan pequeños y delicados, es importante que sean tratados con mucho cuidado. Aunque las hembras suelen ser de mayor tamaño que los machos, se puede dar el caso de que las hembras más pequeñas tengan que parir mediante cesárea.