Perros y bebés – Noticia

Perros

La relación entre perros y bebés suele fluir de manera natural. La mayoría de los perros se adaptan a los bebés recién nacidos con facilidad. Pero dependerá de nosotros crear la mejor convivencia entre ellos, presentándolos desde el inicio adecuadamente, y enseñando a los pequeños a tratar con respeto a los perros, en particular, y a los animales, en general.

 

LOS BEBÉS CRECEN MÁS SANOS CON PERRO EN CASA

Tan positiva es la relación entre perros y bebés que un estudio médico ha confirmado uno de las leyendas más cuestionadas sobre infancia y mascotas. La presencia de un perro en la casa hace que los bebés crezcan más sanos, según un estudio publicado esta semana en la revista “Pediatrics”. Al parecer, los pequeños que crecen en una casa con un perro al menos seis horas al día tienen menor tendencia de enfermar por afecciones respiratorias e infecciones de oído.

El proyecto de la Universidad de Kuopio en Finlandia ha estudiado los diarios del estado de salud de casi 400 niños y apuntan a que la presencia de perros es beneficiosa para ellos, al menos en sus primeros doce meses de vida. En ese tiempo, apuntan a que sufren un 30% menos de enfermedades respiratorias como catarros, tos y rinitis. Además, las infecciones de oido en los bebés con mascota se reducen en un 50%. El estudio ha descartado otros factores como hermanos mayores, padres asmáticos o entornos con fumadores en la casa. Según las conclusiones, la presencia de gatos supone una protección para los niños, aunque en menor medida que la de los perros.

Por otra parte, los científicos han concluido que los bebés que crecen con perros no solo enferman menos, sino que se curan antes y que necesitan un menor tratamiento antobiótico. La hipótesis que manejan apunta a que la presencia de perros “puede ayudar a madurar el sistema inmune y lleva a respuestas más eficaces”.

 

CONSEJOS PARA LA MEJOR RELACIÓN ENTRE PERRO Y BEBÉ

Son muchas las familias que tienen un perro en casa y que ante la llegada de un bebé no saben qué hacer con la mascota porque pueden ver la presencia del can como una amenaza para el pequeño. Pero esto no es así, ya que ante todo el perro es uno más y merece que se le respete y se le cuide como a cualquier otro miembro de la familia.

Hay que entender que en la mente del animal la familia es un clan en el cual su dueño es el líder de la manada y para él hay una serie de escalafones en los cuales cualquier miembro nuevo estaría por debajo de él. Ver que el líder de la manada y los demás integrantes de su clan prestan más atención al bebé que a él podría interpretarlo como una amenaza, hasta que se acostumbre al bebé, por eso no hay que olvidarse del animal y presentarle cuanto antes al bebé para que no tenga celos, criar a un bebé junto a un perro trae muchos beneficios, en la sociabilización del niño ya que les estimula a jugar juntos.

Para la llegada del bebé los preparativos deben comenzar antes. Cuando el bebé llegue por primera vez a casa es recomendable que lo lleve otro miembro de la familia que no sea la madre para que esta pueda acariciar al perro y demostrarle cariño ya que los últimos días probablemente haya estado algo olvidado por parte de esta debido a la cercanía del parto. Después se puede acercar un poco el bebé al perro y presentárselo como si fuera una persona más. Antes de llevar al bebé a la casa se le puede dejar al animal alguna prenda con el olor del recién nacido para que se vaya acostumbrando.

Nunca hay que dejar solos al bebé y al perro por muy tranquilo que sea el animal, procurar que el niño no acerque su cara a la del perro ni le tire del rabo, y respetar al perro cuando duerme y cuando come que también disponga de su espacio. También se debe permitir que el perro se acostumbre a los muebles nuevos del bebé se le enseña su habitación que la huela y después se le enseña a que ahí no debe entrar.

Las primeras semanas es recomendable acariciar al perro cuando el bebé esté delante y si hay que reñirle procurar no hacerlo delante del bebé para que el perro relacione al niño sólo con cosas positivas. Una mascota no tienen porque ser un problema si no todo lo contrario, una relación beneficiosa para toda la familia.

Fuente: ABC, Pequelia y Súper Cachorros.